Pelar tomates

Cómo pelar un tomate de una manera rápida y sencilla, de manera que la piel sale prácticamente sola. Una vez pelado el tomate, podremos preparar una gran variedad de recetas.
Receta para preparar Pelar tomates
Ingredientes
  1. Tomates
  2. Hielo
  3. Sal
Modo de preparación
  1. Para pelar los tomates hay varios sistemas, os vamos a enseñar dos, mejor dicho os vamos a enseñar uno y el otro os lo explicaremos.
  2. La forma más rápida si tenéis mucha prisa en casa es quitarle el pedúnculo o el culo y con un pelador de arco pelarlo, esto en casa.
  3. Los profesionales, lo que solemos hacer en los restaurantes y más cuando tienes que hacer mucha cantidad es lo siguientes; ponemos agua a hervir, tenemos los dos tomates y por otro lado agua con hielo.
  4. Quitamos como hemos dicho el pedúnculo o el culo como decís algunos al tomate y practicamos de medio centímetro, no más o tres cuatro milímetro, dos incisiones en el culo, una cruz. Repetimos la operación y dos incisiones, a continuación lo que vamos a hacer cuando tengamos el agua hirviendo es introducir los tomates.
  5. En función de la madurez de los tomates estará más o menos tiempo. Si es un tomate muy maduro prácticamente con tres segundos, cuatro segundos bastará. Si es un tomate ni muy verde ni muy maduro normalmente tardara entre diez y veinte segundos. Aquí influye mucho el ojo.
  6. ¿Qué es en lo que hay que fijarse? De momento no está pero os voy a enseñar uno lo que nos fijaremos es que donde hemos hecho la cruz empezará a levantarse la piel. En este caso le vamos a dejar dentro.
  7. Vamos a preparar el agua y el hielo porque realmente lo que hacemos es que le damos una cocción muy rápida por fuera y luego directamente pasamos de agua hirviendo al hielo, con lo cual lo que conseguimos es cortar rapidísimamente la cocción y a la vez que la piel se separe totalmente y luego ya una vez pelados los podemos utilizar para un sinfín de preparaciones.
  8. Transcurridos unos segundos, lo que haremos será retirarlos del agua y si tenéis dudas lo que os digo siempre podréis comprobar, ¿veis? la piel ya empieza a salir, rápidamente los introduciremos en agua y hielo.
  9. Una cosa que hay que tener cuidado es aquí si los dejamos mucho tiempo en el agua hirviendo se pelaran muy fácil pero también lo que haremos ya es cocinar el tomate, ahora os enseñaré.
  10. Tenemos los tomates y lo que vamos a hacer es con ayuda de una puntilla se pelan prácticamente solos.
  11. Si cuando cogéis el tomate para pelarlo todavía está caliente, yo os aconsejo que lo dejéis enfriar bien porque si la preparación que vamos a hacer es en crudo corremos el riesgo de que el tomate se esté cocinando, si es una preparación en caliente no tendría tanta importancia, pero es bueno aprender a hacer las cosas bien. ¿Veis? Se pela prácticamente solo.
  12. Cuando el tomate ha tenido el punto exacto de cocción para pelarlo queda una piel totalmente lisa, sin rugosidades, si lo pasamos de cocción lo que notarias es que se empieza a granular. No es que tenga ningún problema, es simplemente buscar la perfección en las cosas.
  13. Y este sería el sistema de escaldar tomates, mejor dicho de pelarlos.
Canal Cándido TV https://www.candido.tv/

También te podría gustar...